Reconfigurando los entornos escolares

Los espacios abiertos de los centros educativos son fundamentales para el buen desarrollo y socialización de la infancia y la juventud. Es fundamental que sean lugares seguros y saludables, con espacios de estancia y de juego, heterogéneos y con presencia de arbolado y vegetación. Pues es allí donde empiezan a compartir, a relacionarse y a respetar el hábitat.